Educación “Básica”

-Mama. que hace esa gente en la calle.

-Juega a la casita, igual que vos ayer ¿te acordás? como ponías la sabana arriba de las sillas y jugabas a que era una carpa de campamento… bueno,. ellos están haciendo lo mismo.

-Si me acuerdo de eso, pero… ¿por que están en la vereda?

-Porque así tienen mas espacio, ves que grande es el campamento que armaron.

-¡Que divertido! ¿Puedo jugar con ellos?

-¡No mi amor! Fijate que ya cerraron la carpa. No quieren que entre nadie a jugar con ellos.

-¡Que malos! ¿Por qué no quieren jugar conmigo?

-Porque a ellos tampoco los dejaron jugar a otros juegos, y se quedaron enojados. Por eso no dejan jugar a nadie.

-¡Que malos que se enojen así! Y que se venguen así con los demás. Vos me dijiste que la venganza nunca es buena.

-Claro mi amor, ¡Que bueno que sos! Lo que para es que vos tuviste suerte y te toco una madre que te enseña lo que es ser una persona de bien.

-¿Y Ellos no tienen mama?

-No, al menos no como vos, que me tenés a mí, que te quiero y te cuido y te enseño a ser bueno.

-¿Y qué es ser bueno mami?

-Ser bueno es… ser bueno. Hacer las cosas bien. Tener un trabajo, una casa, una familia.

-¿Entonces ellos son buenos mami?

-¡No! ¡Ellos no! ¿Cómo podes decir eso?

-Pero si tienen su casita, su familia y también trabajan juntando la basura ¿Te acordás que los vimos llevando ese carro pesado lleno de cartones el otro día?

-No mi amor, ellos no son buenos. Ellos juegan a que son buenos, pero son malos. Por eso no quieren jugar con los demás.

-Ah…

 

-¿Qué es eso mami?

-Alcohol en gel mi amor. Toma ponete.

2412_0

Anuncios
Publicado en Literatura Fantástica, Propio | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Muerte y Calvario de las Medias Rojas

Este cuento surgió de un ejercicio que encontre en internet. Este te proponía que partiendo de la frase “se paso media hora buscando la media roja” armes primero algunas explicaciones y luego de la que mas te gustara, un cuento.

A mi se me ocurrió que “la media roja” podía ser el sujeto de la oración, y pasarse media hora buscando… Así nació este cuento…

 

Muerte y calvario de las medias rojas

30618-1

Las Medias rojas

Se pasó medía hora buscando la media roja. Pero no hubo caso, por mucho que buscó, la media roja no lo encontró. Te lo digo: como estamos en verano, yo siendo guante hecho y derecho, me paso todo el día en el cajón y lo vi todo. No hubo caso. Pobre media no había nada que hacer, el reloj había desaparecido. La verdad que nadie más sabe bien que pasó. Pero ya te digo que en verano yo sé todo lo que pasa acá, no lo cuento por discreción viste.

El tema es que viene de mala racha pobre media, hace unos meses que viene sufriéndola. Es que perdió la pareja. Se quedó sin nada el pobre. Vos viste como es el marquitos, las castiga bastante las medias, pero las rojas venían llevándola bien, porque casi no las usaba. Pero ese día que se rompió el lavarropas estaban todas en el canasto y el pibe agarró las rojas, no les quedó otra.

La cosa es que las llevó al colegio. La mochila me lo contó el hace unos días. El tema es que lo verduguearon por las medias rojas. Fue todo el día, no sabía dónde meterse. Las medias se la bancaron bien pero cuando llego a casa el pibe estaba a las puteadas contra las medias. Igual se mantuvieron juntas y la pasaron. Pero el lavarropas seguía roto, y al día siguiente, otra vez las rojas. Que le iban a hacer.

El tema es que vos viste que Marquitos cuando se calienta es bravo. No te olvides lo que paso el año pasado con la camiseta de racing que le habían regalado, no se le fue mas la mancha de sangre de la pelea cuando lo cargaron porque había perdido la academia el fin de semana anterior, y el tajo que le quedó, no hay costura que disimule el siete que le hicieron. La cuestión es que, cuando otra vez lo entraron a verduguear por las medias rojas, él entre las cargadas les trataba de explicar:

– No… es que… lo que pasa es que …–hasta que con un grito de calentura terminó- ¡Basta! ¡Mamá me lavó las negras!

Pero con tal mala suerte que la directora entro justo en el aula y escucho “Basta, mamame las bolas negras” y ese fue el principio del desastre. Lo amonestaron sin escuchar explicaciones y encima por el malentendido de la directora, todos pensaron que lo había dicho. Y Le valió una cagada a piñas en el recreo, que termino en una suspensión. La llamaron a la madre y se comió una cagada a pedos que no te la cuento. Cuando llegó acá a casa entró como una tromba, se sacó a la rojita y se la revoleó al perro mientras tironeaba de él tratando de deshacerlo. Es difícil ver a una compañera destrozada, desgarrada por dentro y por fuera, la estaban arruinando para siempre, ¡Imagínate siendo la pareja! Y mientras el perro la deshacía, el rojo se la bancaba. Estaba como en shock. Verla toda húmeda, babeada, deshaciéndose en hilachas rojas repartidas por todo el piso al son del rugido rabioso del animal… te lo cuento y me da escalofríos. La cuestión es que quedó mal y nunca fue el mismo. A ella ni para trapo la dejaron, fue directo al tacho.

Marquitos es buen pibe, y después la quiso arreglar y le dio un reloj de pulsera que era del abuelo para que lo guardara y no se raye ¡No sabes cómo se aferró a ese reloj la media! Casi que se creía caja fuerte el muy calcetín. Lo tenías que escuchar hablar de lo importante que era lo que estaba guardando, era lo único de lo que hablaba. Pero el otro día el pibito se lo llevó y dese ese día no descansa el pobre rojito. Anda desesperado buscandolo por todos lados.

Esto entre vos y yo. No se lo digas a nadie porque si se entera la media se muere de la depresión. El pibe quería un juego para la play y vendió el reloj. Me lo dijo la gorra verde el otro día que lo acompaño al negocio. Pobre rojo se quedó sin nada. En cualquier momento va a parar al cajón de los trapos, y te lo digo macho, ese es el final… el final.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

A Mis Profes tristes

No suelo publicar mis opiniones, pero esta vez decidí escribir un poco al respecto. Ya que leí lo que publicó este profesor Uruguayo:

http://leonardohaberkorn.blogspot.com.ar/2015/12/con-mi-musica-y-la-fallaci-otra-parte.html?m=1

Leí la nota hace unos días, y me causo digamos que… sentimientos encontrados. O sea, yo soy parte de la generación del whatsapp y el facebook, y leo, no voy a decir que mucho, porque nadie que lea puede decir que “lee mucho” uno siempre lee menos de lo que le gustaría no importa cual sea la cantidad en paginas. Yo entiendo el dolor del profe, pero de ahí a tirar la toalla…

Pensé en qué quisiera decirle a este profesor que se da por vencido. Pensé en compartirle, algunos de mis poemas favoritos para “tiempos difíciles”, “Invictus” de Henley, o “The road not taken” the Frost o “If” de Kipling. El tríptico de Poemas que mas de una vez me salvaron la vida. La verdad, que por muy buenos que sean, no alcanzarían. Así que pensé en contarle algo de mi historia que, por mínima que sea, tal vez tenga la actualidad necesaria. No voy a contar la historia de mi vida, eso no le interesa a nadie, pero siendo un Lector en una generación de no lectores, tal vez tenga algo de relevancia.

Allá hace bastante, por el primario, una persona que quiero con el alma (mi papá) se me acercó y como en confidencia me dijo “estos son los primeros libros que yo leí” y como sorpresa me regalo 3 libros, advirtiéndome que los cuide muchísimo. Todavía hoy los cuido, para que cuando tenga mis hijos, ellos también algún día los lean.

Además de que a esa edad cualquier regalo es una fiesta, que mi viejo haya guardado mas de 30 años algo para regalármelo, era algo especial. No puedo decir cuanto tardé en leer los 3, porque el tiempo deforma al tiempo, y si hoy tuviese que estimar una cantidad diría que un día. La cuestión es que los devoré como un manjar. Ese regalo sembró una semilla. Que el habito de la lectura hizo crecer de a poco.

No fue sino hasta el secundario, entrado en una adolescencia llena de “yo me las se todas”, que la semilla se hizo árbol. Tuve la suerte de encontrarme algunos Profesores que me estimularon, que me provocaron a pensar, aun en contra del esfuerzo de muchísimos otros que lo único que querían era que me callara y no molestara con eso tan incomodo y molesto que le llaman “pensamiento crítico”.

Pero en particular quiero contarles de 2 profesoras -una de lengua, una de filosofía- que abonaron esa semilla para que se haga árbol. La primera fue mi profesora de lengua, que en lugar de darnos uno de los bodrios normales que las profesoras de lengua dan para leer (esas cosas diluidas y con gusto a insignificancia que suelen recetar a sus alumnos la mayoría de las profesoras de secundario) Nos puso entre las manos “Sobre héroes y tumbas” de Sábato, y en una guapeada nos desafió a leerlo. Eso si que no era joda, era Sábato. Empecé a leerlo, no quedaba de otra, era demasiado largo para andar esperando a ultimo momento, algunas clases después, la profe Martinez, empezó el análisis. Adelante de mis ojos leyó otro libro, no porque fuera distinto del que yo había leído, sino porque decía muchísimo más de lo que yo leí. El análisis mostraba la analogía entre Rosas Y Perón y como el autor en la misma novela mostraba la repetición de la historia… Absolutamente Mágico, Increíble. Todo eso estaba en lo que yo con mi soberbia adolescente había pasado por alto. Digamos que me bajo de mi narcisismo por, aunque sea, un rato.

La segunda profe, la de filosofía, ya estaba cansada de que nos la pasemos conversando en clase. Admito que con mi compañero de banco, teníamos facilidad para la “filosofía barata y zapatos de goma”, así que terminábamos mas o menos rápido -que no significaba que bien- lo que nos mandaba a hacer en clase y nos poníamos a hablar y a boludear. La profe en lugar de retarnos como hubiese hecho cualquiera, agarró toda esa energía al pedo que teníamos y nos dio un texto de Freud. Sí 4 páginas de Freud a los 15, pensamos que era una pabada… Decir estuvimos las 2 horas de clase leyendo y releyendo el texto, es poco. Nos apasionamos tratando de entender porque carajos un tipo podía decir que “toda relación es sexual”. Nos la pasamos yendo y viniendo en el texto tratando de entender discutiendo entre nosotros y volviendo a leer para seguir discutiendo un poco más. Para el final de la segunda hora habíamos llegado a una conclusión y emocionados le contamos nuestras elucubraciones a la profesora. Ni me acuerdo lo que nos contestó, lo importante es que nos hizo pensar. Eso era suficiente.

Esas dos experiencias del secundario me mostraron para que sirve leer. Cada libro, cada página, del libro que sea, de la historia que sea, es un desafío. Lo que las profes me hicieron ver es que no estabamos ni cerca de pensar, de escribir, de leer, a la altura de “los grandes”. Y que esa grandeza, esa trascendencia, que hace que 50, 100 o mil años después de su muerte sigamos hablando de ellos, es digna de perseguir y más aún de alcanzar. Y que la única manera de llegar algún día a ESO es aprender. Aprender de esos grandes que ganaron la carrera que todos perdemos el día que nacemos, la carrera contra la muerte. La fama no es nada, se va tan rápido como viene, esa trascendencia es la que me mostraron en la escuela algunos Profesores con mayúscula que vale la pena.

A partir de ahí el árbol creció y creció. Y hoy, no pasa un día en que no lea, en que no descubra algo nuevo. Un día sin leer, es un día perdido.

Cada libro guarda lo mas sagrado que una persona tiene, lo mejor de sí y lo mejor de su época para que, ojalá, las generaciones posteriores aprendan a no repetir las fallas de las generaciones anteriores. Y nuestra generación es tanto o más repetitiva que las anteriores. Basta ver que estamos reviviendo los problemas religiosos que se generaron hace milenios. O viendo que las ideas mas idiotas como la de “construir un muro para separar a los buenos de los malos” se repiten como grandes “nuevas soluciones”. La literatura es la mejor arma contra esa repetición. En estas condiciones ver que un profesor baje así los brazos, es triste.

No puedo sentir lastima, o compadecerme por el sufrimiento de profesor. No hay lugar para eso. Cada profe es -o debería ser- un guerrero que lucha contra la alienación, contra el “es lo mismo”, contra la mediocridad, la soberbia y el narcisismo. Nunca fue fácil, y lo se, años de profesor particular no me dejan mentir. Y no es exclusivo de esta generación, la frase “esta juventud esta perdida” puede trazarse hasta los antiguos egipcios sin muchas complicaciones. Pero los profesores son los que nunca dan por perdida esa batalla, los que nunca jamas dicen esa frase, y hacen todo por contradecirla.

Ojala que estas lineas sirvan para dar fuerza a los profes que todavía luchan para sembrar esas gotas de Sabiduría en el momento en que son mas necesarias. Y que llevan a la práctica que “Nada se hace por bronca al yuyo, sino por amor a la semilla”.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Se las lleva el viento – Microrelato

– Vos no entendés, ¡yo le di mi palabra!

– No es así, no esta escrito en piedra, a las palabras se las lleva el viento…
– Si pero ¡¿A donde las llevan?! A ver si llegan a oídos de los Dioses!!!
buddha1
Publicado en Mitología, Propio | Deja un comentario

Diario Obligado

140410173814_escritor_prision_304x171_ablestockthinkstock
13 de Agosto de …
Partiendo de que existe alguien bueno, y eso ya es decir bastante, ¿es posible que alguien bueno haga algo malo por no tener otra opción y al mismo tiempo seguir siendo bueno? La respuesta afirmativa parece casi inmediata.
Pero si por el contrario, alguien no tuviese otra opción que “ser bueno”, ¿es por eso bueno? ¿o la clausula de excepción cobra su cuenta también en este caso?
Creo que es bastante evidente que alguien que hace “lo bueno” solo por obligación, solo para satisfacer la mirada de un otro inquisidor, no puede considerarse “bueno”. Y si es necesario alguien que este constantemente mirando que se hagan las “cosas bien”, seguramente sea porque no hay posibilidades de que sin esa mirada Acusadora, el sujeto en cuestión haga las cosas bien. Para ser mas certero, alguien que tiene que estar bajo observación las 24hs del día, claramente no es una persona confiable.
Ahora bien, y si ese otro observador fuese tan buen espia, que pudiese pasar absolutamente desapercibido ¿Sería ese motivo para deshechar la desconfiabilidad?
Y por ultimo, Si el sujeto en cuestión decidiera ignorar a ese gran espía, ¿pasaría por eso a ser un buen hombre?
Entonces porque suponemos que los respetuosos de la ley (cualquiera se la ley en cuestión) son “buenos” ¿Que merito hay en seguir la obligación que impone el ojo vigia de un otro tan grande como dios, el estado o la justicia? Incluso entran dentro de esto las mismísimas “leyes morales”, que no son mas que leyes no escritas de un gran otro llamado sociedad.
Y lo que es más perverso aún, el simple hecho de Cuestionar estas imposiciónes, ya es motivo suficiente para que a uno lo encierren en esta jaula, en este recoveco olvidado por los hombres y por dios (si es que acaso existe dios). Como pueden decir que algo es lo bueno y lo correcto si ese algo no puede ponerse a prueba. Si la idea siquiera de poner eso a prueba, es condenada con el anatema, con la condena eterna a la exclusión. Cuestión de la cual soy fiel prueba y testimonio
El miedo a poner a prueba lo que se creen que es solido solo revela lo endeble de toda esa parafernalia que llaman sociedad.
Es por eso que proclamo, aquí y ahora que no es posible que otro dicte lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto. Y por eso la ilegalidad debe ser nuestra ley! Esa es la Unica forma de realmente Vivir, y no permanecer dentro de una prisión mas cruel que esta que hoy me atrapa. Porque estas rejas se saben rejas, en cambio las jaulas que contienen a tantos ignorantes, les hacen creer que es algo majestuoso y lo llaman “civilización”.
Mi Accionar y el de cualquiera que le interese vivir realmente, debe ir separado de la obligación, tiene que ser exactamente todo lo contrario a aquello a lo cual nos sentimos obligados.
27 de Agosto de …

Ha llegado la noticia, en pasado mañana seré colgado hasta la muerte. Una vez mas el otro aplasta con su bota lo que no quisiera oir. Y si no puede obligar a cumplir entonces obliga a callar para siempre.

Son barbaros, retrogrados, pero todo en nombre de la civilización. Estos escritos seran el testimonio de su error. Ya he dicho lo que tenía que decir.
29 de Agosto de …
ya vienen, oigo sus pasos retumbar por los pasillos. Debo escribir pronto:
primero, surge la ilegalidad, solo el camino recorrido muestra que no es la ilegalidad la solución. Obligar a lo contrario sigue siendo obligar.
una ley propia. Superior a la ley impuesta. Infinitamente mas exigente una ley por encima de la ley.
ya es demasdo tard, no lo vi antes.
uds sabran per
Publicado en Literatura Fantástica, Propio, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Servil

Algunos me llaman servil. El juego de palabras no es de mi agrado, pero… la verdad es que me sienta, aunque sea solo un poco.

Me llaman servil porque a diferencia de los otros no me quejo. No me paso las horas despotricando e insultando al “amo”.

Se quejan amargamente, con dolor verdadero en la voz y en el cuerpo. Pero son tan culpables como quien empuña el puto látigo. Se creen víctimas, y tratan de conmover el alma de otros que con la misma careta tratan de convences a otros de su condición de víctimas mientras cargan en sus espaldas las mismas culpas, los mismos pecados que aquellos a los que llaman “señor”. Son hipócritas, mentirosos tan buenos que se convencieron a sí mismos. Se creyeron que los amos son los malvados, yo ya vi mas allá de eso. Por eso según ellos soy ese “ser vil”. Porque no estoy dispuesto a jugar su farsa, no estoy dispuesto a vender mi alma al diablo del confort. No pienso siquiera en entregarle mi vida al statu quo, pero ellos… ellos ya lo entregaron todo a cambio de nada.

A cambio de las migajas que caen del banquete con el que se sacia su señor, defienden los intereses ajenos. Los Intereses de un señor invisible, inefable, pero por sobretodo inexistente. Aman la mano que les suelta los mendrugos, la misma que los azota, pero creyendo indefectiblemente que son manos distintas. Y como unos pobres perros de guarda atacan a cualquiera que ingrese, sin importar quien sea, o siquiera si les conviene. Su lealtad se compro hace tiempo, y ya no pueden venderla de nuevo. Y ya no importa, no importa el amo, ya no importa el látigo o el mendrugo. Porque el amo ya no esta afuera, entro en ellos el día que vendieron su lealtad. Y esa es la única manera de que el amo sea amo, que le vendamos nuestra alma y le permitamos ocupar el lugar vacío.

Por eso me llaman servil, porque no me quejo, pero tampoco me rindo, y algún día, algún día romperé todas las mascaras, algún día tomaré por la fuerza lo que es mio. Que esta carta sea testigo, que esta carta sea mi pacto de sangre con mi futuro.

Jacinto

Bajo las ruinas de un antiguo silo abandonado encontraron esta carta, entre los dedos rígidos de un cadáver, ahorcado. Las investigaciones dieron por resultado que el cadáver tenía 57 años al morir. En los registros de las plantaciones de la zona se concluyó que se trataba de un esclavo llamado Jacinto. Luego de una juventud turbulenta, se apaciguo y llegó a ser mayordomo del dueño de la plantación. La fecha de deceso coincide aproximadamente con la proclamación de la Emancipación de esclavos en la isla caribeña en la que vivía. Se han Ocultado las fechas, lugares y nombres por pedido explicito de sus descendientes.

Publicado en Literatura Fantástica, Propio, Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Inapropiado

Bueno, ante todo perdón.’Confieso que la Poesía no es mi fuerte. Pero estas lineas surgieron en verso, y considere mas terrible traicionarles pretendiendo cambiar lo que son, que presentarlas con mis rudimentarias herramientas poéticas. A quien tenga la buena voluntad de leerlas. Gracias!
Inapropiado
Algunas cosas son mías.
Mis libros, Mientras los leo.
Mientras las lloro, son mías mis lagrimas
Y el atardecer naranja que inunda de su calidez los días de invierno.
Hay cosas que son mías.
Es mía la mirada franca, mientras me atreva a sostener lo que soy.
Es mía la palabra firme, aun cuando la voz se quiebra y se hace esquiva.
Es mio el aliento que lleva mis pasos, al menos por hoy.
Hay cosas que son efectivamente mías.
Hay otras que me apropio, que reclamo por fuerza mayor.
Hago míos mis sentimientos,
Hago mía mi desesperación,
Porque todo lo que necesito es mio.
Porque es mio este que soy.
Y ya no me importa lo que digas.
Porque al no ser, soy el camino que recorro hoy.
Alice trough the looking glass

Alice trough the looking glass

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

El Amante de la muerte

Body painting

Movieron la camilla y sintió que el peso de la muerte que antes le había cortado el aliento ahora se desvanecía.

La muerte solo puede encontrarte si te alcanza -le había dicho su abuelo- y para eso tiene que encontrarte quieto en un lugar. Nada muere mientras esta en movimiento. Nada muere mientras crece. Y si muere es porque eso no era moverse. Eso no era crecer. El recuerdo vivido se apersono en la carne misma de su abuelo, que tranquilamente servia dos tazas de te, aquel especial que solo tomaban juntos.

¡Madadayo!, le había gritado de repente. Y el sobresalto le hizo volcar el te. Aún no. Hoy no. Ese día la muerte había quedado rezagada. Mañana seria otro día en que volver a correr, volver a ganar. O tal vez, a caer.

Mientras la bruma de sus recuerdos se disipaba creyó oír una pregunta en el viento. un suave susurro al oido que suavemente le acariciaba el alma. había escuchado muchos parecidos, frases suaves, promesas de amor eterno, pero nunca una pregunta como esta.

Pero basto que intentara responder aquella pregunta, que intentara liberar aquella frase que tan recientemente había recordado, para que la cama tocara el suelo. Y la pesada muerte se recostara sobre el y ya nunca mas se levantara. Que irónico que aquella fuese la ultima vez que se quedó sin aliento. Que aquella haya sido la ultima dama con la que se acostó, y esa la ultima caricia que sintió: el suave toque de Tánatos.

Izanami - Diosa (Kami) Japonesa de la muerte y de la creación

Izanami – Diosa (Kami) Japonesa de la muerte y de la creación

Publicado en Propio | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Ensoñaciones

Cayendo

Cayendo

El banco de la plaza estaba frió por el rocío de la noche incipiente. El otoño ya se había cobrado su cuota de calor y daba paso al crudo invierno. Devorando el ultimo rayo de sol de la tarde con los ojos cerrados, inspire el aire helado mientras sentía el calor de la campera que me estrechaba reconfortante.

Volví la vista solo para sorprenderme. Unos ojos profundos me miraban a través de un maquillaje bastante espeso. Una chica de mi edad, apenas abrigada con un buzo verde. Su cara me resultaba extremadamente familiar no se si de la facultad o de donde.La situación se puso incomoda. Debo admitir que era muy bonita, y lo digo así para mantener el decoro.

-Hola- fue la gran elocución que todo mi charme atino a decir.

-Hola- me contesto con tranquilidad mientras mis ojos se sumergían en los suyos.
Como no atinó a decir algo mas, el silencio me empezó a doler y recorrí en mi cabeza algunas de las miles de frases seductoras de las que dispongo. No encontré ni una, asi que opte por decir:

-¿Que miras?-  No habia terminado de pronunciar las palabras que ya estaba pensando “que pregunta de mierda”.
-La respuesta es un poco obvia, ¿no?- Me Contestó
– Si claro, me miras a mi….- pero antes de que esbozara la siguiente excusa me interrumpió:

-Resultaste humilde- no se porque, pero me recordó a mi mama.

Antes de que me justificara, continuó:
– Miro lo que mis ojos ven, y nada mas. Como si se pudiera ver alguna otra cosa.

Me salio una risita con sorna como si me estuviera tratando de tomar el pelo. Me miro seria, casi con rigor. Me hizo acordar mas a mi vieja todavía. No llegue a bajar la mirada de vergüenza cuando me dijo:

-Vos en serio te crees que podes ver otra cosa que lo que te muestran tus ojos.

-Para arruinarla del todo empece a revolear una pila de intelectualizaciones, que Platón que el idealismo, y la existencia real de la idea de la cosa…. Una pila de imbecilidades tratando de darme aires de intelectual, por respeto se las ahorro, ademas de que ya no me las acuerdo.

Sin decir algo siquiera, saco del buso algo brillante, y con el primer rayo de luna me mostró una tablet. La pantalla apagada reflejaba las estrellas del cielo, luego las copas de los arboles, los troncos y finalmente la cara de mi compañera de plaza. Hipnotizado por el reflejo no atine a otra cosa que a tocar la pantalla.

Como si fuese un espejo de agua se deformó bajo la presión de mis dedos y todo el reflejo se deformó sobre el reflejo deformado reconocí a la persona sentada al lado mío, igual ya o me acuerdo quien era.

Me di vuelta para mirarla a la cara confirmando lo siniestro de la escena, pero antes de que pudiera siquiera verla a los ojos, la pantalla empezó a jalar de mi brazo, de mi Hombro y de pronto estaba Cayendo, en la oscuridad de la noche.

Sobresaltado me desperté empapado en la noche cerrada. Me tomo bastante reconocer que estaba acostado en la cama de mi cuarto. Pero en cuanto atine a incorporarme el apoyo del colchón me fallo y arrebujado entre las sabanas continué la caída en la oscuridad. Al final, llegue a mi cama, otra vez, como un deja vu.

¿Desperté del sueño, o este es solo un sueño dentro del mismo sueño?

La pregunta se esfuma tan pronto como la formulo…

Publicado en Propio, Suspenso | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Rotas Cadenas

Los cuerpos encadenados por el silencio uno al lado del otro. Las sabanas enrojecidas los cubren, también la muerte. No hay rostros que mostrar, pero las cámaras recién llegadas los filman de todos modos. El sonido quiebra el silencio, una luz de vida se enciende bajo cada sabana cortando la muerte. Los celulares suenan desconsolados.

Chains

Publicado en Literatura Fantástica, Propio | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario