Un Grafitti en el tiempo

Carpe Diem - Ambigrama

Hoy un cuento nuevo, inspirado en el misterioso y magico barrio de San Telmo. Y para concordar, una pequeña cita de Borges, que supo recorrer y poetizar los vaivenes de este barrio

El presente está solo. La memoria

erige el tiempo. Sucesión y engaño

es la rutina del reloj. (…)

El hoy fugaz es tenue y es eterno;

otro Cielo no esperes, ni otro Infierno.”

El instante – el otro, el mismo- J.L. Borges

Un Grafitti en el Tiempo

Carpe diem - Graffitti 2

La brisa de verano refrescaba el aire cargado de humedad y calor. La noche aliviaba el largo día de hastío y rutina. El trabajo ese día había sido difícil. Viajando en la moto, de un lado para el otro, sufriendo el castigo de un verano demasiado cruel.

La luna, iluminaba suavemente la noche, que refrescante invitaba a salir a marcar la cara de la ciudad con el arte proscrito del grafitti. En esa época pensaba en el grafitti como una forma de expresarme manteniendo cierto vandalismo, cierta rebeldía de no adaptarme a lo que todos esos snobs piensan que tiene que ser el “arte”. Pero esa noche cambió mi percepción, cambió mi pensamiento, me cambió a mi, para siempre.

Salí, equipado con lo de siempre, mis aerosoles, las boquillas y un barbijo. Nunca quise usar guantes, quitan sensibilidad y la pintura en los dedos me acompaña durante el día como un recordatorio de las hazañas de la noche anterior.

Lo mío nunca fueron los grafitis complicados, tampoco las frases ingeniosas. Mi orgullo era que mis Grafittis duraran. Para esto usaba miles de recursos; fijadores, preparaba la pared especialmente, Incluso adquirí bastante maestría en el arte de trepar y escabullirme en los lugares más difíciles.

Salí por san telmo, siempre me gustó porque caminar por el barrio es, en sí mismo, un anacronismo. Caminar por el barrio hoy parece lo mismo que caminar por el barrio hace 20, 40 o 100 años. Tiene como una perpetuidad. Dejar mi marca ahí me hacía creer que dejaba una marca en el tiempo, eterna.

Paré frente a un caserón antiguo con ventanas altas y barandas haciendo casi una filigrana. La pared lisa y clara invitaba al aerosol. La calle estaba desierta, los paraisos aportaban ese toque de sombra que permitía ver bien y a la vez ocultar lo que estaba ocurriendo. Comence a trensar los trazos de color, tal vez ese haya sido mi mejor trabajo. Mientras trabajaba, el diseño se me iba presentando solo, fusionando cosas que había visto y cosas que nunca había pensado. Cuando todo lo que tenía pasó a la tersa superficie de la pared rebocada. Me aleje para contemplar ese pedazo de inmortalidad. En ese momento, como un espejismo, la misma pared pareció mutar. Al mismo tiempo se concentraron miles de carteles, de pintadas de graffitis. Las pintadas proclamando a Perón y las que lo insultaban. los carteles con las promociones de un mundial de mentiras y engaños. Los vítores de la guerra y las condenas a los que la crearon. Las marcas de la Mazorca y de los Unitarios. Los intentos de mantener con vida a los que ya se fueron, Luca, Cobain y hasta Elvis. Miles de esperanzas y desilusiones, alegrías inconmensurables devastadas por el fuego de la decepción. La eternidad del tiempo se condensaba en cada punto, en cada trazo. Y mientras miraba todo esto, vi mis propias ilusiones, mis pretensiones de artista, mi rebeldía manifiesta, como una repetición de tantos otros. E igual que todas ellos, fueron devastadas por la desilusión. Mi arte borrado, perseguido y devastado igual que yo. Declarado por siempre nada mas que un vándalo, un ser despreciable teñido de la destrucción de la “propiedad privada”. Privada de todos los que la merecen por quienes nunca la valoran. La vida de un renegado, hasta que el olvido cubra mis restos, sin mas que los 6 metros de tierra que me depara el destino. La certeza de que significo nada para el tiempo me inundo. Los ojos inundados, no pudieron más que retirar la vista de la pared y de la obra, que iracunda revelaba mi destino y el de todo lo que surca el mar del tiempo.

Cuando volví la vista la aparición ya se había desvanecido. Solo quedaba otro grafitti en una pared de san telmo y los estragos en mi. La cabeza me daba vueltas, como en un trance, repitiendo en mi mente las mutaciones del diseño que estaba en la pared. Las luces azules de un patrullero y el estrépito de la sirena me hicieron caer a la “realidad” como de una terraza. Luego de algunos golpes y un “pendejo de mierda” que tiro el cabo, me dejaron en una celda para que pasara la noche, la luna entraba por una pequeña abertura que daba a la calle. Y entonces me dí cuenta. Todo lo que había visto era la ilusión de un tiempo que no es más que la fantasía de la memoria. Cada pintada, cada imagen que tuve de esa misma pared, no era más que la memoria que me mentía un tiempo inexistente, burlándose en la repetición de siempre lo mismo. El presente es lo unico que tengo, lo unico que me queda. Tenue y eterno. para siempre presente. De qué vale la memoria, si no es más que un engaño de los que no pueden aceptar esta cruel verdad.

La noche pasó, y no tuvieron otra que dejarme ir. Hoy todavía pinto las paredes de la ciudad. Pero ya no me esmero en la permanencia de mis diseños. Ahora me arriesgo en los lugares más peligrosos, los que están llenos de gente. Solo para formar parte del presente de cuantos más pueda, tratando de que se den cuenta de lo mismo que reconocí esa noche triste pero liberadora. Solo queda el presente, “Carpe Diem”.

Carpe diem - Graffitti

Anuncios

Acerca de Ju

La mejor descripción que puedo dar esta alojada en mis cuentos, en las historias que salieron de mi y son el espejo de lo que soy, lo que quiero ser y lo que seré. Las Historias que me fundan y me fundaron. QUeres saber de mi, estoy en mis cuentos.
Esta entrada fue publicada en Literatura Fantástica, Propio y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s