El Cuentista

Hoy un cuento especial, tomado de una antigua leyenda. Aunque al leerlo bien, es mas actual que nunca.

_______________________________________________

El Cuentista

El forastero llegaba al pueblo. Vestido con las ropas de su tierra, resaltaba sobre la multitud. La gente lo miraba pasar, más de uno pensando en que era un incauto al que podría sacarle algun bien.

El pueblo había decaído bastante desde la administración de su más reciente gobernador. Los rateros y ladrones se multiplicaban por doquier. El e extraño que respondía al nombre de Flotis, de a poco los desenmascaraba públicamente cuando trataban de timarlo o robarle. Rápidamente se hizo la fama de ser un tipo muy astuto y muy hábil con las palabras. Algunos decían que era un cuentista, que iba de pueblo en pueblo contando historias y llevando mensajes, viviendo como un nómada.

El gobernador que, era el  principal de los tramposos y embusteros estaba cansado de los reclamos del muchos de los comerciantes y granjeros de la zona porque constantemente eran robados y despojados de sus bienes. Precisamente porque les dejaba menos dinero para el recaudador de impuestos.

Así que dada la fama de Flotis, lo llamó para tener una conversación. Mientras el extraño llegaba se preguntaba qué trampa podría hacer para atrapar a todos esos ladrones. Y mientras se sulfuraba gritó:

-¡Si tan solo tuviera una Trampa!

Este grito llegó a los oídos del cuentista (por su fama así lo llamaban entonces) y este se dió cuenta de toda la estratagema pronta a llegar.

Cuando llegó el Gobernador lo recibió como a un rey, o incluso mejor. Deshaciéndose en halagos y en cumplidos.

 

Flotis lo escuchó atentamente y respondió siempre con humildad. Finalmente le propuso al Gobernador que , a cambio de una cantidad de dinero, el se encargaría de deshacerse de todas las ratas y la escoria de la ciudad. El gobernador aceptó, seguro de que no pagaría ni un céntimo. Si lograba eliminar a todos los ladrones y rateros, sencillamente negaría el acuerdo y si no nadie podría negar de su interés en acabar con la ola de crímenes.

El cuentista, muy inteligente comenzó por reunir a algunos niños en la plaza tocando un poco de música. Y comenzó a contarles historias historias de ladrones injustos que traicionaban a héroes maravillosos. Los niños dia a dia se acercaban más a escuchar la música y los cuentos. Y aprendían de a poco la importancia de la Ética. Así de a poco comenzaron a ponerse en contra de sus padres ladrones o estafadores. Incluso desenmascararon a los granjeros que se quejaban de los robos, pero modificaban los pesos de la balanza para sacar más ganancias.

Así se hizo imposible que cualquier ciudadano robara o hiciera algo malo sin que algún niño lo denunciara públicamente. Y Finalmente desaparecieron todos los robos.

Cuando el cuentista fue a la casa del gobernador a reclamar su paga, el gobernador se negó a pagar. Por supuesto que para ese momento todos los niños lo denunciaron a voces en todo el pueblo.

Los gritos insoportables hicieron que los adultos hicieran una asamblea con el gobernador. Este último, les dijo:

– Señores, esta es nuestra ciudad y es nuestro derecho hacer lo que nos plazca, echemos al cuentista y dejemos en claro que esta ciudad es nuestra y no de los niños y que mientras esten en ella, harán lo que digamos.

Los adultos acordaron y echaron al flautista y dieron su discurso a los niños.

A la mañana siguiente desde las montañas que lindan con la ciudad, el cuentista comenzó su música y todos los niños salieron de la ciudad y fueron hacia las montañas.

Sencillamente habían aprendido del cuentista a Desear y hacer lo necesario para cumplir su Deseo. Se reunieron con el cuentista y fundaron una nueva ciudad más allá de las montañas, una donde ellos hicieran lo que ellos decían.

Los padres desconsolados se quedaron solos. Ya sin niños, el pueblo pronto se hizo viejo y no tuvo quien lo defienda, quien are sus campos o trabaje en los oficios. Con el tiempo no tuvo más alternativa que desaparecer entre los saqueadores y los bárbaros.

La leyenda se cuenta aunque deformada hasta hoy, Difaman al cuentista cuando lo llaman “flautista”.

El Flautista de Hamelin

La imagen mas antigua del Flautista de Hamelin. Copiada del vidrio de la iglesia del mercado Hameln/Hamelin, Alemania

Anuncios

Acerca de Ju

La mejor descripción que puedo dar esta alojada en mis cuentos, en las historias que salieron de mi y son el espejo de lo que soy, lo que quiero ser y lo que seré. Las Historias que me fundan y me fundaron. QUeres saber de mi, estoy en mis cuentos.
Esta entrada fue publicada en Mitología, Propio y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s