Amor Ausente

Viejos Recuerdos y viejos poemas, dieron lugar a este cuento mas que un amor desencontrado, ausente.

_____________________________________

Amor Ausente

La noche inicia como una flor de papel. Una falsedad bonita, pero no por eso menos falsa. Me desvivo en cumplidos vacíos que te rehusas a creer. Y ya en el auto la música aplaca los silencios, ventanas que dejan ver el vacío detrás de nuestra actuación. Los pequeños lapsos de charla tan superficial me hunden en la profundidad del tedio.

El Restaurante es tan artificial como nosotros, despojado, decorado solo con alguna que otra baratija, tan minimalista como lo que allí fuimos a hacer.  La charla superficial se convierte en un abismo de odio. Solo hago los mismos chistes, los Mismos trucos. Solo te engaño para sacarte lo que quiero y vos, solo te dejas engañar. Es un juego sin sentido donde los dos jugamos a perder.

Para cuando termina la cena, invento un plan, ir un lugar lejano, incomodo, solo para que aceptes la segunda opción, volver a mi departamento. Es un treta sencilla, pero efectiva. Y vos caes tan estúpidamente que me haría sentir culpable, si la voluntad de saciar esta sed de sangre no se apoderara de toda mi voluntad.

Te dejo pasar primero, me deleito en el festín de la carne como un depredador.

Antes de que lo sospeche nuestros cuerpos se entrelazan con violencia. En un salvajismo frenético. Siento que el calor exuda por cada poro. El sudor húmedo inunda todo. El calor, como la mentira que interpretamos, se exhala en cada aliento, se desencadena con cada movimiento, y es igual de insoportable. Solo nos conformamos con saciar la Lujuria. Pero la soledad sigue intacta. Siento tu cuerpo contra el mío, y el agua que nos separa se siente como un océano. Tu mirada lasciva me busca en la penumbra, pero mis ojos esquivan la confirmación de que toda esta escena no es más que un escape, destinado al fracaso.

Al fin la lujuria se agota. Como un monstruo cansado que se retira a descansar luego de saciar su hambre. Solo quiero que esto termine, Que lesa mirada que me caza se extinga de tus ojos. Si pudiera desaparecer desaparecería, siento mi pecho agitarse frenéticamente y me revuelve el escucharte jadear a mi lado. Siento tu mano que roza mi muslo y no puedo contenerme tengo que alejarme.

El amor al oir nuestro propio respiro, huye asustado. Casi ultrajado por nuestra vil imitacion. Nuestro intento esforzado esta hecho de clichés durante el día y vulgaridades en las noches.

Quisiera desaparecer, pero me conformo con que te vallas y solo digo:

– ¿Te llamo un taxi?

Anuncios

Acerca de Ju

La mejor descripción que puedo dar esta alojada en mis cuentos, en las historias que salieron de mi y son el espejo de lo que soy, lo que quiero ser y lo que seré. Las Historias que me fundan y me fundaron. QUeres saber de mi, estoy en mis cuentos.
Esta entrada fue publicada en Inadaptados, Propio y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s