Héroe de potrero

Hoy viajaba a San Miguel, estaba en el tren, meciendome por el vaivén al compás de un traqueteo que indefectiblemente tiene el efecto de sedarme, y básicamente paso el viaje entre el mundo de los sueños y la vigilia. Estaba en uno de mis viajes entre morfeo y rea, cuando la imagen me transporto a otro tiempo, a otro lugar.

Arco de potrero

Tres chicos jugaban en un potrero, enmarcado entre las casillas de ladrillo a canto. Jugaban al fútbol encandilados por la luz del último sol de la tarde que Los techos de chapa extendían en ese estadio escondido del hacinamiento. Bañados en un mar de polvo por la tierra de la cancha, suelta parte por la falta del pasto, y parte porque la huelga docente había dado mas horas de ocio de las que el pasto del pequeño baldío podía aguantar.

 

El que estaba en el arco señalaba hacia la vía, la pelota se encontraba a unos metros del tren. El otro miraba a un tercero que estaba tirado en el piso. La respiración agitada era lo único que parecía moverse en lo que de otra manera hubiese sido una fotografía detrás de la ventana del vagón. Las manos tapaban la cara con la vergüenza del disparo extraviado que prácticamente les cuesta no solo la tarde de juegos, sino la incertidumbre de no saber cuando llegará una nueva pelota. Ese símbolo que es el escape a un mundo de fantasía, de héroes valientes que defienden los colores de una nación orgullosa que es el cuadro de fútbol. Una tierra en donde no hay límites a las posibilidades. A ese tiempo extraño en que por un instante son a la vez todos los héroes, el defensor rectisimo de la fortaleza del área, el delantero que asedia sin cuartel la arcada de 3 palos atados con alambre, el arquero que defiende hasta su último aliento la valla..

 

Y en ese momento me llegó el recuerdo como una cápsula que se abre liberando una droga reconfortante. El olor al papel recién impreso, la textura de las hojas que se arquean acariciando las yemas de los dedos. Las fantasías con esos héroes que se sobreponen a las debilidades para lograr esos sueños imposibles, alejados. La Identificación con los personajes maravillosos, de ética intachable y con una capacidad infinita de transformar las situaciones mas negras en la oportunidad de cambiar la realidad.

 

Por primera vez en mi vida, pude verme reflejado en la pasión ferviente de ese héroe de potrero. porque es la misma que la de este que soy, este héroe de biblioteca. Y al igual que él lo único que sueño es en convertirme cada día en Ese. No el héroe de un lugar, o un Momento, sino el de la vida. Tal vez sea lo más Sublime con lo que se pueda contar, no por “ser” un jugador famoso de futbol, o por “ser” un escritor reconocido mundialmente. Ese ser vale lo mismo que la nada. Qué valor puede tener algo que no significa más que una máscara para esconder el vacío de lo dado.

 

Pero en cambio el valor de perseguir Eso, sin descanso, ferviente y apasionadamente, es lo más sagrado que puede encontrarse en este mundo y lo encontré en el lugar menos pensado y en la persona menos pensada. En una Magia que seguramente pocos podemos Reconocer, pero esos pocos podemos Valorar.

 

Anuncios

Acerca de Ju

La mejor descripción que puedo dar esta alojada en mis cuentos, en las historias que salieron de mi y son el espejo de lo que soy, lo que quiero ser y lo que seré. Las Historias que me fundan y me fundaron. QUeres saber de mi, estoy en mis cuentos.
Esta entrada fue publicada en Literatura Fantástica, Propio y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s